Jerome Boateng (el bueno, a la izquierda). Nacio en Berlin (Wilmersdorf) en 1988. Unos de los barrios con más inmigrantes de Berlin. Empezó su carrera profesional en el Hertha de Berlin y actualmente milita en el Manchester city. Llegó a la selección sub21 alemana en el 2007, actualmente defiendo los colores de la primera selección multiracial que tiene alemania.

Kevin-Prince Boateng (el malo, a la derecha). Medio hermano por parte de padre de Jerome. También nació Berlin, también en un barrio de inmigrantes, en su caso wedding. Jugó, como su hermano, en el Hertha de Berlin y actualmente también milita en la liga inglesa en el Portsmouth. Bien, ¿porqué el malo?. Se supone que Kevin-Prince es el macarrilla de la familia. Antes que su medio hermano empezó a defender los colores de la selección alemana en la sub15. Un golazo suyo desde el medio del campo con la selección alemana sub 19 le hizo famoso en alemania. Poco a poco se empezó a labrar la fama de broncas y ya en la sub21 era el malote del grupo. El se mismo define "The Ghetto Kid" (el chico del Geto), por su barrio multiracial de wedding. Tiene más de trece tatuajes por el cuerpo.

Una noche, en una competición con la sub21 en Francia, varios chicos del equipo decidieron irse a celebrar sin el permiso del entrenador.  Algo normal entre gente de esa edad. Claro, se pasaron de la rosca bebiendo. Kevin-Prince puso un poco de cordura y decidió volver al hotel ayudando a los que iban mas tocados. Él se montó en el último taxi y al llegar al hotel el entrenador, el entrenador les estaba esperando. Como es de suponer y con su mala fama, decidieron dar un castigo al equipo y él fue el chivo expiatorio. Fue expulsado de la selección. Debido a su doble nacionalidad, pidió jugar para Ghana y la FIFA se lo permitió. La historia no se queda aquí. Este año equipo donde milita, el Portsmouth, llegó a la final de la FA cup contra el Chelsea, el equipo de Ballack. Ballack con su edad, experiencia y sabiendo como se las gasta Kevin le picó durante todo el partido y en un encontronazo este le rompió los ligamentos. Kevin lesionó al capitán de la selección alemana!!!!!. Su fama de malote creció, a la vez que el odio contra él.

Los dos hermanos, se enfrentaron en el último partido de la liguilla del grupo D. Un partido en que no destacaron demasiado los dos, ni sus selecciones, pero ambos se clasificaron para octavos. Veremos si se vuelven a encontrar en la final